¿Pagarías por un Twitter o un Facebook sin anuncios?

Claro, muchos estarían emocionados por tener una red social parecida a Twitter sin anuncios o molestos tuits promocionales.

Pero, ¿pagarían por ello?

Los fundadores de App.net creen que sí y hasta ahora han encontrado a más de 10.000 personas que concuerdan con ellos.

La nueva empresa promete recibir las noticias “en tiempo real” y que nunca sean patrocinadas por anuncios. En cambio, cobrarán una cuota que al parecer será de 50 dólares, al menos por ahora.

El monto surgió de una campaña inicial de recaudación de fondos que ha reunido unos 670.000 dólares.

Su fundador y director ejecutivo, Dalton Caldwell, dice estar decepcionado de los modelos de publicidad que existen en sitios como Twitter y Facebook y piensa que los usuarios estarían dispuestos a desembolsar dinero si hubiera una alternativa.

“Si estamos vendiendo un servicio, nuestros clientes son nuestros usuarios y nuestro trabajo es hacer que estén contentos”, dijo a través de un video en el que promueve el servicio. “Si tenemos un servicio gratuito, patrocinado por publicidad, nuestros usuarios son nuestros promotores y nuestro trabajo es hacer que estén contentos”, explicó.

“Creo que mucha de la fricción que vemos por parte de estos decepcionantes servicios son solo un reflejo de que toda incentivo financiero tiene que ver con complacer a los promotores y no a la base de usuarios”.

La lógica contiene varios golpes no tan velados en contra de Twitter y Facebook. Después de obtener popularidad sin la verdadera intención de hacer dinero, Twitter comenzó a vender tuits, temas de tendencia (hashtags) y cuentas promovidas.

Pero también ha mantenido el control firme de su ecosistema al no permitir mucha libertad de acción como para que los desarrolladores externos puedan retozar.

Caldwell promete lo opuesto.

Las ganancias multimillonarias de Facebook provienen principalmente de la publicidad, lo que lleva a una cita repetida de la que Caldwell parece hacer eco: “No estás pagando por un servicio, no eres el consumidor, tú eres el producto”.

Por si esto no fuera suficientemente claro, también existe esa carta que Caldwell le escribió al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, a principios de este mes, donde promete “no volver a escribir otra línea de códigos para plataformas corrompidas desde la raíz, como las de Facebook o Twitter”.

Pagar para ser parte de una red

Pero la duda permanece: ¿Los usuarios estarán dispuestos a pagar por utilizar una red social? Sería un modelo que no ha probado ser exitoso en el pasado.

Michael Gartenberg, un analista de la industria de la tecnología, quien trabaja para la consultora Gartner Inc., cree que sí existe potencial. La posibilidad de evitar los promocionales, la propaganda y abrir el negocio a los desarrolladores ofrecería un vistazo al rumbo que Twitter habría tomado si sus creadores hubieran elegido un camino distinto.

“Creo que la gente se está enfocando (en la cuota de) 50 dólares”, dijo Gartenberg, quien predice que la membresía para App.net al final será menor.

“Se trataba de (saber): ¿La gente toma esta idea tan en serio como para contribuir con 50 dólares a la creación del tipo de servicio que quiere? El éxito de la recaudación de fondos definitivamente demuestra que existe una demanda”, dijo.

De acuerdo con el recaudador, una cuota de 50 dólares equivale al prepago por un año completo de servicio como miembro. Los desarrolladores pagan 100 dólares y los gastadores pueden invertir hasta 1.000 dólares (unas 60 personas han ofrecido esa suma) por el acceso como desarrollador, asistencia telefónica y una reunión con Caldwell en San Francisco.

Esta no es la primera irrupción de Dalton en el mundo de las redes sociales.

En 2003 fundó junto con otros iMeem, un sitio social en el que los usuarios compartían música y videos; en 2010 lanzó PicPlz, una aplicación móvil para fotos que permitía añadir efectos especiales a imágenes.

iMeem fue comprado por MySpace y, en junio, PicPlz anunció que cerraba debido a que la alianza entre Facebook e Instagram dominaba el mercado.

¿Acaso App.net está sentenciado a tener el mismo destino? Otros esfuerzos que generaron agitación en un inicio se esfumaron.

Entre lo más notable, Diaspora se convirtió en una de las primeras historias de éxito de Kickstarter, con una recaudación de 200.000 dólares en 2010 para lanzar una alternativa a Facebook abierta y “respetuosa de la intimidad”. Pero pasaron meses antes del lanzamiento oficial y, dos años después, permanece como un sitio relativamente pequeño que alberga solo a los fanáticos de la tecnología más radicales.

App.net “es realmente un experimento interesante”, dijo Gartenberg. “Solo el tiempo dirá si existe un nicho aquí. Pero cuando Twitter comenzó no creo que nadie supiera que ahí se encontraría un negocio. Era una forma de decirle a las personas lo que habías comido ese día”.

Actualmente, el sitio está activo en una versión alfa para quienes donaron. Caldwell enfatiza que aún hace falta mucho trabajo antes de que la plataforma esté terminada. Pero deseaba dar algo a quienes lo apoyaron para que supieran que el servicio está en camino.

“Entre estas líneas aún existen muchas preguntas que necesitan respuesta antes que App.net sea considerado como un servicio activo, y no solo como un prototipo alfa”, escribió.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

¿Quieres opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: